Transporte terrestre

A medida que la tecnología digital conecta las redes de transporte público y las infraestructuras viarias y ferroviarias, aumenta el riesgo cibernético. Stormshield apoya al sector del transporte terrestre para garantizar que los nuevos servicios de transporte por carretera y ferrocarril (peajes, señalización, billetes electrónicos, wifi, etc.) sigan siendo útiles y seguros para todos los usuarios.

Cuando las ciberamenazas se dirigen a la carretera y al ferrocarril

Cuestiones humanas y económicas

El transporte terrestre es una actividad crítica, ya que presenta importantes riesgos humanos y económicos. Aplicado al mundo del ferrocarril, la regulación del tráfico, la señalización y los cambios de agujas pueden, efectivamente, verse alterados en caso de fallo. Y en caso de ciberataque, el control remoto de los trenes de metro no es solo un escenario de ciencia ficción.

Para garantizar el rendimiento y la resiliencia de estas redes informáticas críticas, es necesario segmentarlas con nuestra gama de cortafuegos Stormshield Network Security (SNS). Estos cortafuegos previenen tanto los ataques conocidos como los desconocidos basándose en un análisis profundo y contextual de los protocolos operativos. Un análisis que también incluye el control detallado de los mensajes autorizados y el uso de firmas personalizadas (custom patterns). Nuestra solución de protección de red también ofrece una altísima disponibilidad gracias a su funcionalidad de bypass y a su sistema de prevención de intrusiones (IPS), optimizado para bajas latencias inducidas. Paralelamente, nuestro producto Stormshield Endpoint Security (SES) ofrece una solución eficaz para bloquear los ataques avanzados contra los equipos informáticos y los componentes de la red.

Infraestructuras que cubren grandes áreas geográficas

"Con instalaciones repartidas por varios países o ciudades, grandes flotas de vehículos, estaciones de tren, metro o peajes, el transporte terrestre tiene muchos puntos críticos. Cuando se trata de infraestructuras tan grandes, es necesario que los equipos de administradores puedan desplegar y gestionar fácilmente los equipos de seguridad sin depender necesariamente de los expertos locales.

Esta es la misión de nuestra solución de gestión centralizada Stormshield Management Center (SMC), que permite preconfigurar el o los cortafuegos SNS sin necesidad de conocimientos técnicos gracias al proceso de staging USB. Además de la gestión centralizada de múltiples soluciones SNS distribuidas, la solución SMC también permite combinar el filtrado y la gestión de VPN en una única interfaz. Para una visibilidad global aún mayor, benefíciate de la presentación unificada de los registros de eventos de sus cortafuegos SNS con Stormshield Log Supervisor (SLS).

Con Stormshield, ciberserena tu actividad de transporte. Nuestros equipos están a tu disposición para escuchar las necesidades de tu red o infraestructura y ofrecerte las soluciones más eficaces.

Intercambio de datos sensibles en entornos críticos

El transporte terrestre incluye una gran variedad de vehículos (tren de alta velocidad, tranvía, etc.) que deben ser accesibles dondequiera que estén y comoquiera que estén conectados. Nuestra solución SNS gestiona los casos de desconexión o los cambios de enlace de red mediante la gestión de múltiples accesos WAN y el cambio de enlaces en función de su disponibilidad. En caso de indisponibilidad temporal y de imposibilidad de acceso a un vehículo o a un equipo, la solución SMC garantiza el despliegue diferido y automático de una configuración.

La VPN de sitio a sitio IPsec de nuestros cortafuegos SNS crea un túnel cifrado que garantiza la autenticación, la confidencialidad y la integridad de la información intercambiada entre los vehículos y los centros informáticos remotos y distribuidos. Con el módulo de almacenamiento físico seguro (TPM) de secretos VPN y el modo de difusión restringida de SNS, los secretos comerciales, los secretos de defensa y otros datos de regulación de tráfico por carretera, autopista o ferroviario están bien protegidos.

Necesidades y entornos de intervención específicos

En el caso de vehículos o equipos de difícil acceso físico, proporcionamos a tus equipos y a los proveedores de servicios externos un acceso remoto seguro a través de las VPN nómadas SSL o IPSec de nuestra solución SNS y su autenticación de usuarios en los flujos de red.

También hemos creado cortafuegos robustos y fáciles de montar en cuadros eléctricos para estos entornos restringidos (tamaño, temperatura, humedad, polvo, etc.). Permiten una instalación lo más cerca posible de los elementos a proteger, sin necesidad de un bastidor informático.

Una normativa para afrontar los retos

Muchos actores del sector del transporte terrestre pertenecen a la categoría de operadores de importancia vital (OIV), que están sujetos a la Ley de programación militar (LPM), y/o de operadores de servicios esenciales (OSE), que deben cumplir la Directiva NIS. Esta normativa exige el uso de productos que tengan certificados de confianza al más alto nivel europeo, como los que ofrece Stormshield. Para saberlo todo sobre las limitaciones normativas que se aplican a este sector, consulta nuestro libro electrónico específico.